Tecnología de vehículos

Historia de la empresa

Más de noventa años cerca del cliente: la historia de un éxito

El 11.11.1931, el maestro cerrajero Alois Kober se hizo cargo de un pequeño taller de cerrajería en Kötz. En ese momento nacía AL-KO Vehicle Technology Group. Desde entonces han ocurrido muchas cosas: Lo que se fundó como pequeña herrería de pueblo es hoy el epítome de componentes de chasis y suspensión de gran calidad para remolques y vehículos recreativos y comerciales.

Los años de la fundación: De Alemania al mundo

Con la adquisición de la herrería en Kötz empezó a escribirse la historia de AL-KO Vehicle Technology Group. Gracias al ingenio de Alois Kober, la herrería de pueblo pudo mantenerse abierta durante los años de la guerra y en la década de los 50 se convirtió en una pequeña explotación industrial. El hijo, Herbert, tuvo la idea de combinar palancas de freno de mano y ruedas dentadas sueltas y así ahorrarse mucho tiempo de montaje. Tal idea se recibió con gran entusiasmo y con ella se lograron ganar los primeros encargos. Al éxito de la palanca de freno de mano le siguió el del freno por inercia, con la que AL-KO se convirtió el primer proveedor de Alemania de un freno de este tipo, con acreditación y certificación. Fieles al lema «Quality for Life», durante las siguientes décadas se desarrollaron numerosos productos y soluciones que hicieron que la empresa familiar creciera ininterrumpidamente. La primera filial extranjera se fundó en Austria en 1961, le siguieron filiales en Inglaterra, Francia, Italia y Suiza en el año 1970. A mediados de la década de los 80 arrancaron las sucursales trasatlánticas en EE.UU. (1983) y Australia (1986).

Seguridad y confort: Entrada en el negocio de las caravanas

En la década de los 70 llegó la incorporación al negocio de las caravanas. Con el «Rückmatic» se desarrolló un freno de inercia que permitía la marcha atrás, sin tener que bajarse del vehículo para bloquear. La empresa tuvo un gran impacto en el año 1985 con el chasis innovador para el Fiat Ducato. Este chasis, el origen del chasis AMC de hoy día, ofrece mayor espacio en el vehículo al igual que una posición más estable durante la marcha. Ya en la década de los 90 encontramos productos en la gama que son importantes en nuestros días. Entre ellos se encuentran los cabrestantes de seguridad, ruedas jockey o el archiconocido AKS 3004. El estabilizador permite transportar y viajar de manera segura y tranquila al reducir los movimientos oscilantes y de cabeceo del conjunto. Desde la primera década de los 2000, conducir caravanas es más seguro gracias al sistema de estabilización electrónico ATC Trailer Control de AL-KO. El sensor incorporado anula las oscilaciones en origen mediante un mínimo impulso de frenada que el sistema da a la caravana. Las peligrosas maniobras de evasión también se pueden controlar con toda seguridad con el ATC.

Punto de inflexión: El comienzo de DexKo

En 2016 hubo un punto de inflexión en la historia de la compañía. La división Tecnología de Vehículos se escindió de la empresa familiar y se unió a Dexter Axle. AL-KO Tecnología de vehículos es desde entonces una marca independiente bajo el paraguas del grupo empresarial DexKo Global y se concentra en aportar innovación a la industria de los vehículos recreativos y vehículos industriales. En el grupo están presentes las 15 marcas internacionales AL-KO, Aguti, Bankside Patterson, Bradley, Brink, CBE, cmtrailer parts, E&P Hydraulics, G&S Chassis, Hume, Nordelettronica, Preston Chassis, SAFIM, SAWIKO y Winterhoff.